El papel de las redes sociales en el ámbito educativo

El papel de las redes sociales en el ámbito educativo

Las redes sociales  llevan con nosotros bastante tiempo. De hecho, han creado su propia revolución cambiando nuestro estilo de vida y la forma en la que nos comunicamos.

Pero ¿realmente necesita un centro educativo tener perfil institucional en redes sociales? La respuesta es cada vez más obvia, ¡por supuesto!

Debemos estar presentes donde la comunidad educativa consume la información para aumentar nuestra notoriedad y viralidad. Unida a la necesidad de comunicación efectiva con familias, alumnos y profesorado, la competencia entre colegios hace necesario que promocionemos nuestro centro para mantener y atraer al alumnado.

Proyectar una web escolar atractiva al tiempo que resolutiva, y estar presentes en redes sociales, son dos puntos que han ido adquiriendo gran relevancia en la estrategia de comunicación de centro.

El abanico de redes sociales crece cada día, pero si hablamos desde  la perspectiva del ámbito educativo, son cuatro las que tienen mayor importancia, dado que son las que más emplean alumnos y familias: Facebook, YouTube, Instagram y Twitter.

Facebook ofrece buen servicio a la hora de publicar, porque permite subir álbumes y más texto. Son los padres los que más usan esta red social, y esa es la principal razón por la que el alumnado ya no la usa prácticamente.

Twitter es utilizada por ambos públicos. Es una red que los usuarios manejan para enterarse de lo último sobre temas y marcas que les interesan. Por lo que si pensamos desde el punto de vista del marketing digital educativo, nos puede servir para generar titulares atractivos y atraer tráfico a nuestra web.

Pero sin duda, la que más crecimiento ha registrado en los dos últimos años es Instagram, y es donde el alumnado está más presente actualmente, ya que tiene un  fuerte atractivo al ser percibida  como  juvenil, al contrario que ocurre con Facebook.

Una vez tengamos claro dónde está nuestro público objetivo, debemos pensar cuál es la imagen digital que deseamos proyectar y el tono de cada mensaje según sea el momento en el que nos encontremos y la red en las que estemos publicando. Ya sean una o varias personas las encargadas de las redes sociales, es necesario valorar y planificar criterios de publicación que nos ayuden a alcanzar el impacto deseado en la comunidad educativa actual y futura. Puede que incluso, según empleemos una red para un público u otro, debamos establecer estrategias de comunicación diferenciadas pero entrelazadas cuando fuese necesario.

Sea cual sea nuestra mejor opción, es importante garantizar en nuestras publicaciones transparencia, respeto, responsabilidad, objetividad y diplomacia, así como dar prioridad a aquellos contenidos más inmediatos e innovadores.

En definitiva, tener perfil en redes sociales nos abre las puertas a mantener una comunicación bidireccional e instantánea con nuestra comunidad educativa, fidelizarla, y generar en ellos un sentimiento de pertenencia. Nos permite de manera gratuita darnos a conocer, publicar contenidos de interés y por si fuera poco, puede ayudarnos a aumentar nuestros seguidores y atraer tráfico a nuestra web, lo que Google valorará a la hora de posicionarnos en sus búsquedas (SEO).

¿Todavía hay alguien que duda del impacto que podemos llegar a conseguir estando presentes en las redes?