Cómo elaborar un buen videotutorial, paso a paso

Cómo elaborar un buen videotutorial, paso a paso

Durante estas últimas semanas, sois muchos los profesores y profesoras que os estáis adentrando en el mundo de la elaboración de videotutoriales, con el afán de adaptaros a la excepcional situación que estamos viviendo durante el período COVID-19.

Lo cierto es que el videotutorial constituye un recurso educativo muy útil, que en estas circunstancias nos permite lograr, además, un doble objetivo:

  • Ofrecer a nuestro alumnado un apoyo formativo a la medida y ajustado a sus necesidades. Esto es, dar las explicaciones e indicaciones necesarias a nuestro alumnado sobre tal o cual materia; facilitarle las correcciones de algún ejercicios u operación matemática; resolver dudas que hayan podido surgir, etc.
  • Hacernos presentes en las pantallas de los alumnos y alumnas que durante estas semanas permanecen confinados en sus hogares, de manera que podamos propiciar una mayor conexión con ellos/as.

Para lograr dicho propósito y obtener el resultado final esperado, es importante seguir algunas recomendaciones y adquirir algunos hábitos y pautas a lo largo de todo su proceso de elaboración.

A continuación, tratamos de resumir algunas de ellas:

PLANIFICACION

  • Planificar supone delimitar bien el tema sobre el que vas a basar tu videotutorial
  • Reflexiona sobre cuál es el verdadero objetivo de tu grabación. La conclusión que extraigas te facilitará crear un buen contenido.
  • Recuerda que el planteamiento debe ser sencillo y sobre todo práctico.
  • Es importante determinar desde un principio, si nuestra explicación parte de materia nueva, o por el contrario, aporta valor añadido a conocimientos previos adquiridos.

GUION

Ya sea por nervios o improvisación, a la hora de grabar un tutorial, podemos olvidar lo que tenemos que decir, o caer en la tendencia de extendernos demasiado en aspectos innecesarios.

Es por eso, que debemos SIEMPRE escribir un guion que nos ayude a hablar más seguros, aportando profesionalidad y lo que es más importante, credibilidad y confianza.

Si miramos tutoriales con fines pedagógicos en la red, la mayoría siguen una misma estructura:

  • Título, basado en el tema a abordar: claro y conciso.
  • Presentación de la persona que está hablando (si nuestro material va a ser de uso interno, podemos omitir este paso)
  • Objetivo: cuál va a ser la finalidad de tu explicación.
  • Desarrollo del contenido: crea una introducción, se claro y conciso, evitando expresiones ambiguas que puedan dar lugar a error. Las frases deben ser cortas, no te alargues demasiado, tu alumnado puede perder el hilo.
  • Conclusión: cierra siempre tu vídeo con una conclusión y te despides. A lo sumo, si va a haber continuidad en siguientes publicaciones, puedes realizar un breve adelanto en una frase.

Ya tenemos el guion, ¿y qué hago ahora? Buena pregunta…¡Ensaya! Las primeras veces puede que nos cueste oírnos, pero todo es cuestión de práctica.

GRABACIÓN

Grabar una explicación dará un giro atractivo a la clase, captando la atención de tus alumnos/as, y por lo general, un mejor entendimiento y asimilación de contenido.

Estas grabaciones  se denominan screencasts, dado que captan nuestra pantalla, junto con la imagen que capta la webcam, bien a la par o por separado.

Llegados a este punto, puedes elegir entre un amplio abanico de aplicaciones o extensiones, como por ejemplo Screencast-o-Matic, Screencastify, Loom, Nimbus Capture, etc.

Sea cual sea tu elección, procura hacer vídeos cortos. Algunas de las herramientas mencionadas, limitan los minutos de grabación en su versión gratuita. Esto no supone problema alguno, si necesitas extenderte más en un tema, puedes estructurar el contenido por capítulos, grabando varios vídeos que resulten consecutivos para el alumno/a.

EDICIÓN

Algunas de las aplicaciones que permiten grabar, ofrecen opciones como la de acortar vídeo, añadir imágenes, hacer transiciones, etc. Si quieres realizar una edición más compleja, existen programas específicos de edición de vídeo como WeVídeo, Filmora, Shotcut, etc.

Pero un consejo, no te excedas con los elementos gráficos en tu vídeo, sólo los que sean meramente necesarios y aporten valor añadido al contenido están viendo y escuchando.

Tal y como hemos mencionado antes, es importante terminar con una conclusión y posterior despedida. En este momento, y de manera opcional, podemos facilitarles/recordarles al menos una forma de comunicarse con nosotros (mail, EVA, plataforma, etc.), asegurándonos que puedan consultar dudas sobre el contenido visto.

PUBLICACIÓN

Terminada la grabación, revisa el vídeo y recuerda cuál era el objetivo marcado al principio. Si tienes dudas, puedes compartir con algún/a compañero/a para que te dé su feedback. La finalidad no es otra que la de detectar errores habituales como que algo no se entienda, dé lugar a confusión, nos hayamos trabado o titubeado en algún momento, etc.

Una vez tengas la versión final de tu videotutorial, es cuestión de compartirlo en el medio/s que consideres más oportuno, y con el que estarán habituados tus alumnos/as: blog, Site, Drive, Youtube, etc.

¿Empezamos?

La evaluación en Educación, próximo reto a superar durante la crisis del Covid- 19

La evaluación en Educación, próximo reto a superar durante la crisis del Covid- 19

Llevamos 3 semanas trabajando con ahínco para dar respuesta a la excepcional situación generada por la crisis del Coronavirus. Las decisiones adoptadas en los centros durante este período han sido muchas; las reuniones de coordinación realizadas han sido constantes y la creación de aulas virtuales en tiempo récord ha exigido un gran esfuerzo y dedicación.

Partiendo de dicho escenario, es momento de realizar una primera valoración sobre lo realizado, con el fin de continuar marcándonos nuevos retos.

Hagamos balance

Desde la experiencia vivida durante estas semanas en la formación y acompañamiento de centros de la red de Kristau Eskola, hemos extraído las siguientes conclusiones:

  • Se ha dado respuesta, cuasi de manera inmediata, por parte de un gran número de centros a esta excepcional y singular situación.
  • Sin embargo, esa rápida respuesta ha dejado latente la brecha digital existente aún hoy entre distintos centros y Comunidades Educativas.
  • Equipos Directivos, alumnado y profesorado han tenido una gran capacidad de adaptación al nuevo escenario, gracias al esfuerzo y voluntad de todas las partes.
  • Las familias han asumido su nuevo rol de profesorado como mejor han podido, o sabido, dadas las circunstancias.
  • El trabajo y aprendizaje en red ha cobrado especial relevancia durante este período.
  • El factor humano y emocional ha estado presente en alumnado, familias y profesorado, y en ningún caso debemos dejarlo de lado.

Sí, efectivamente podemos felicitarnos por la gran labor y esfuerzo que las respectivas Comunidades Educativas estamos realizando.

La evaluación, en primera posición

Ahora bien, tras 3 semanas de actividad, y aprovechando que tenemos un alto en el camino por el período de Semana Santa, ha llegado el momento de levantar la cabeza de las pantallas y tratar de mirar con cierta distancia y perspectiva hacia los próximos pasos a dar.

En ese terreno, sin duda alguna, la evaluación se sitúa en primera posición del próximo trayecto. Una evaluación entendida como:

  • Un reconocimiento al esfuerzo realizado durante este período, atendiendo, claro está, a las particularidades y circunstancias que se puedan producir en cada caso.
  • Un recurso para poder evidenciar la evolución experimentada en el alumnado. Tenemos la oportunidad de realizar un seguimiento y acompañamiento individual de nuestros alumnos y alumnas, especialmente de aquellos que puedan volverse más invisible en el contexto colectivo.
  • Un reto para poder avanzar en modelos de evaluación innovadores. Las propuestas de examen memorístico no tienen mucho encaje en este contexto. La situación actual nos exige un verdadero ejercicio de transformación y creatividad (por qué no decirlo), para poner en marcha nuevas fórmulas de evaluación. Y, desde luego, las TIC nos brindan múltiples oportunidades para lanzarnos a nuevas iniciativas docentes.

Todo lo anterior exige una labor de coordinación y consenso entre el profesorado, a fin de facilitar un abanico de respuestas y herramientas amplio, pero que evite el desconcierto y confusión entre todas las partes.

Y junto con ello, se hace necesaria una adaptación de los criterios y/o factores evaluación hasta ahora contemplados. Habrá que eliminar algunos indicadores, por carecer de sentido en estas circunstancias, e incorporar otros que quizás resultan indispensables en esta situación.

La incertidumbre y desconcierto sobre lo que pueda ocurrir a partir del 12 de abril podría situarnos en otro período de espera. Sin embargo, lo cierto es que los plazos se imponen y toda actuación que nos permita seguir estando al frente de nuestro alumnado contribuirá, seguro, a su proceso formativo y a continuar creciendo como personas, desde los cimientos de las respectivas Comunidades Educativas.

¿Cómo organizar eficazmente un Meet con tu alumnado?

¿Cómo organizar eficazmente un Meet con tu alumnado?

Dadas las circunstancias actuales, son muchas herramientas digitales las que han decidido prestar sus servicios Premium gratuitamente. Por su parte, Google ha activado hasta el 1 de julio, las funciones de videoconferencia avanzadas de Hangouts Meet, para todos los clientes de G Suite.

¿Qué es hangout meet?

Su funcionamiento es muy sencillo, y nos permite crear reuniones o unirnos a éstas, mediante un enlace facilitado a través de un correo electrónico o un evento de Google Calendar.

En estos momentos, los encuentros pueden ser de hasta 250 participantes por llamada, y cabe la posibilidad de grabar toda o parte de nuestra sesión en Google Drive.

Además de acceder a la versión Web, esta herramienta tiene app Android o iOS.

Requisitos para acceder a Hangout meet

¿Cómo funciona?

Os compartimos los 2 videotutoriales que hemos grabado sobre el funcionamiento de Meet, , con el fin de ayudaros a crear clases on line con vuestro alumnado, o reuniones con vuestros/as compañeros/as.

Consejos para realizar un meet eficaz con tu alumnado

 

  1. Pedir a los alumnos que apaguen el micro cuando queremos dar una explicación
  2. Utilizar la posibilidad de Chat para plantear las dudas y consultas.
  3. El alumnado encenderá su micro, solo cuando quiere preguntar algo. Fija una/s pauta/s para que sepan cómo deben notificarte de una duda. Levantando la mano, vía Chat, etc.
  4. Deja espacios para la interacción, haz partícipes a tus alumnos/as. Organiza turnos de preguntas y respuestas, de manera que sepas si están entendiendo la clase.
  5. Si se corta, es preferible funcionar solo con micro.
  6. Establece un guion para la clase, preparando con antelación los recursos que vayas a necesitar. Si los/las alumnos/as requieren de algún material de apoyo, deberás comunicárselo con tiempo. Es recomendable informar al principio acerca de los objetivos de la sesión, desarrollar la clase y concluir, resumiendo o sacando las principales conclusiones del encuentro.
  7. Posibilidad de intercalar actividades o ejercicios. Los materiales cuanto más visuales mejor, ya que les ayudarán a asimilar nueva información
  8. Colocación y vestimenta: la cámara debe estar a la altura de los ojos y sería recomendable que te vistas como si fuera una clase presencial. Por un lado, ayuda a nivel psicológico y por otro, quizá tengas que levantarte para algo…. ¡Piénsalo!
  9. Prepara tu aula. Procura crear un espacio de trabajo tranquilo, bien iluminado y sin ruidos. Incluso si es posible, imparte tu clase desde el mismo lugar, tal y como ocurre con las clases presenciales. Les dará una sensación de formalidad.
  10. Antes de finalizar el encuentro, recuérdales mediante qué vía/s pueden ponerse en contacto contigo y formular dudas. (EVA, plataforma, blog, etc.)

Antes de terminar, os dejamos un par de indicaciones de la mano de @balbinof:

  • Para evitar que nuestro alumnado pueda volver a entrar en Meet: el apodo (nombre de la sesión) o enlace, sólo funcionará si el profesor accede a la clase o pincha primero en éste.
  • Sólo el creador del Meet y el organizador del evento en Google Calendar podrán silenciar o expulsar al resto de participantes.

Con todos estos consejos, ¿te animas a empezar con tus clases virtuales?

Netiqueta: la buena educación (también) en internet

Netiqueta: la buena educación (también) en internet

Seguro que os habéis dado cuenta de que, cuando utilizamos el Whatsapp o escribimos algo en Facebook o en cualquier otra red social, se nos suelen olvidar las normas de educación, hasta las más simples. No solo la educación, la ortografía también parece desaparecer mágicamente.

Si desplazamos esta realidad a las aulas, os encontraréis igualmente con que cuando vuestro alumnado os hace llegar un correo electrónico o os manda un trabajo, muchas veces echáis de menos ciertas normas básicas de comunicación: un saludo correcto, una explicación y un cierre acorde con la situación y el mensaje global.

Esas pautas básicas de comunicación son precisamente las que se engloban dentro del término Netiqueta, que no son otra cosa que las normas del BUEN uso del contenido en internet.

Concretamente, la netiqueta es una de las subcompetencias de la competencia digital de comunicación y como todas las normas relacionadas con la comunicación, es conveniente trabajarlas desde las primeras etapas educativas. En este caso, desde que el alumnado tiene una cuenta de correo electrónico aportada por el colegio, que suele ubicarse en 5º de Educación Primaria, aunque puede ser antes o después.

Al igual que otras subcompetencias, dentro de la Netiqueta podemos distinguir tres niveles de desarrollo o adquisición:

  1. El nivel básico, en el que el alumnado conoce algunos de los principios básicos de la comunicación con los demás a través de medios digitales.
  2. Nivel intermedio, en el que el alumnado entiende las reglas de la etiqueta en la red y es capaz de aplicarlas a su contexto personal.
  3. Nivel avanzado, en el que el alumnado aplica varios aspectos de la netiqueta a distintos espacios y contextos de comunicación digital y ha desarrollado estrategias para la identificación de las conductas inadecuadas en la red (por ejemplo, el ciberacoso).

De cara a poder integrarla en su programación educativa y atendiendo, a su vez, al perfil de salida competencial del alumnado, es conveniente que nos marquemos como meta el que alcance un nivel intermedio de capacitación a lo largo de Educación Primaria y que vaya desarrollando el nivel avanzado a lo largo de la enseñanza Secundaria y Superior.

10 normas básicas

Y para poder comenzar trabajar con ello, os recomendamos una serie de normas básicas a trabajar en el aula, para que alumnado y profesorado la podamos aplicar en nuestro día a día:

  1. No vayas con desconocidos. Hay que inculcar desde el principio la cultura del respeto a la privacidad y no tanto la del temor. Aún así, el mensaje de: no te comuniques con quien no conoces es un buen mensaje a inculcar desde bien pequeños.
  2. Usa las normas de educación de toda la vida: Transmitamos al alumnado la importancia de saludar y despedirse (hola, adiós, buenos días, buenas tardes…) y de utilizar un por favor, gracias…también en la red.
  3. Cuida la ortografía: podemos usar la comunicación digital como un medio más para evaluar el correcto uso de la ortografía y, como poco, fomentar el uso del corrector.
  4. No grites: Explícales que deben escribir en minúsculas, dado que las mayúsculas denotan enfado.
  5. Respeta la privacidad, la de los demás y la tuya propia. Inistámosles en que pidan permiso para publicar cosas que repercutan a terceras personas; que no compartan conversaciones que han mantenido con otras personas (compartir pantallazos)…
  6. Tu imagen, en positivo. Es importante que compartan las mejores imágenes de sí mismos, que reflejen en las redes sus bondades, lo que les gusta hacer y con quién les gusta compartirlo. De esta manera, estarán ofreciendo una imagen positiva, pero que debe ser también real. Ayúdales evaluando los trabajos en los que aparece su imagen: presentaciones, videos, etc. evalúa los elementos transversales: limpieza, cuidado del entorno que enseña y adecuación de su imagen.
  7. Establece un horario. Establece unos horarios «lógicos» para comunicarte con el alumnado , para leer y para escribir. Limita las entregas de trabajos a los horarios marcados y valora negativamente las entregas en horarios fuera de lo estipulado.
  8. Respeta las opiniones de los demás. Enséñales a debatir en el medio digital con herramientas como padlet, foros de Moodle o de cualquier EVA que uses/usen. Debemos tranmitirles la idea de que las redes sociales no están hechas para discutir, sí para opinar y que deben utilizarla para dicho propósito, respetando las opiniones de otras personas. Ayúdales también a canalizar las expresiones inadecuadas, la conveniencia de bloquear personas o foros en un momento dado, incluso de «denunciar» opiniones inadecuadas.
  9. Opina con cabeza: Hay que ofrecerles estrategias para que, cuando escriban, eviten los malos entendidos y no echen fuego a la leña cuando una conversación se tuerce.  Se trata de ayudarles a pensar bien lo que van a escribir y revisarlo antes de publicarlo.
  10. Adáptate. Tienen que ser capaces de reconocer el entorno en el que están y para qué lo usan, de manera que sean capaces de adaptar el lenguaje a cada situación.

Y junto con todo lo anterior, es imprescindible evaluar formalmente este tipo de competencias. Es necesario que incorporemos los criterios de evaluación a nuestra y su práctica diaria, para que vedaderamente podamos comprobar el avance que realiza el alumnado en su competencia digital.

Licencias digitales: ¿Qué tengo que tener en cuenta?

Licencias digitales: ¿Qué tengo que tener en cuenta?

Muchos de vosotros os habéis lanzado a la tarea de crear vuestros propios contenidos educativos digitales, bien creándolos desde cero o bien reutilizando los recursos de otros profesores.

Ante este nuevo reto, una de las cuestiones que más dudas nos genera es la relativa a los derechos de autor y licencias de uso de dichos contenidos. Nos preguntamos ¿puedo usar todo lo que encuentro en Internet? ¿qué tipos de licencias hay? y lo que genero ¿es mío? ¿puedo especificar su licencia de uso por parte de terceros?.

Vamos a intentar, en las próximas líneas, aclarar algunas de estas cuestiones y de enumerar las diferentes opciones existentes.

ALGUNOS CONCEPTOS BÁSICOS

1.- PROPIEDAD INTELECTUAL

Es el conjunto de los derechos que le corresponden a los autores sobre todas aquellas obras que ha creado.

  • ¿QUÉ OBRAS ESTÁN PROTEGIDAS?: Todas las creaciones literarias, artísticas o científicas independientemente de que estas obras se registren. Por tanto, para hacer uso de cualquier obra necesitamos la autorización del autor para su uso (hay algunas excepciones).
  • ¿QUÉ OBRAS NO ESTÁN PROTEGIDAS?: Hay ciertas cosas que no se pueden proteger como las ideas, el conocimiento general…

2.- AUTOR

El autor es la persona que crea la obra y a quién le corresponde la propiedad intelectual de la misma sólo por haberla creado.

3.- DERECHOS DE AUTOR

Es el instrumento por el que se protegen los derechos del autor. Podemos diferenciarlos en 2 tipos:
  • Derechos morales: corresponden en exclusiva al autor de la obra y son irrenunciables. Le permiten al autor decidir por ejemplo la forma de divulgación de la obra, decidir si se puede copiar o modificar de alguna forma…

  • Derechos patrimoniales: son los derechos económicos sobre lo que genere la obra. Sería a grandes rasgos los derechos de reproducción, distribución, transformación y comunicación pública; equivaldría al copyright que comentaremos luego.

Los derechos de autor, a diferencia de la propiedad intelectual, pueden estar en posesión del propio autor o de terceras personas.

Además, en el caso de los derechos patrimoniales, en función de la legislación, estos pueden expirar.

LICENCIAS PARA LOS DERECHOS DE AUTOR

COPYRIGHT

copyright.png

Al símbolo de copyright se le suele seguir de la frase “todos los derechos reservados”. Es la licencia más restrictiva que hay.

COPYLEFT

Copyleft.svg.png

En contrapartida a copyright surgió un movimiento denominado copyleft  que pretendía que el conocimiento se pudiera compartir de forma menos restrictiva, para ello usaban la frase “algunos derechos reservados”.

CREATIVE COMMONS

CC-logo.svg.png

Las licencias Creative Commons, permiten a los autores decidir la manera en la que su obra va a circular, pudiendo elegir entre si se puede citar, reproducir, crear obras derivadas u ofrecerla públicamente.

Las licencias Creative Commons están compuestas por cuatro módulos de condiciones:

  • Attribution / Reconocimiento (BY), requiere la referencia al autor original.

  • Non-Commercial / No Comercial (NC), obliga a que la obra no sea utilizada con fines comerciales.

  • No Derivative Works / No Derivadas (ND), no permite modificar la obra de ninguna manera.

  • Share Alike / Compartir Igual (SA), permite obras derivadas bajo la misma licencia o similar (posterior u otra versión por estar en distinta jurisdicción).

creative-commons-modulos.png

Estos módulos se combinan para dar lugar a las seis licencias de Creative Commons:

  • Attribution / Atribución (CC BY).

  • Attribution Share Alike / Atribución-CompartirIgual (CC BY-SA).

  • Attribution NoDerivatives / Atribución-NoDerivadas (CC BY-ND).

  • Attribution Non-Commercial / Atribución-NoComercial (CC BY-NC).

  • Attribution Non-Commercial Share Alike / Atribución-NoComercial-CompartirIgual (CC BY-NC-SA).

  • Attribution Non-Commercial No Derivatives / Atribución-NoComercial-NoDerivadas (CC BY-NC-ND).

creative-commons-licencias.png

COMPARATIVA ENTRE LICENCIAS

Os presento un esquema en el que se comparan las diferentes licencias y sus niveles de restricción.

Creative_Commons_Semaforoa.svg.png

     ** Os dejo enlace a la web en castellano de CC en la que hay mucha información. Web de cc

ENTONCES, ¿QUÉ TENGO QUE HACER CUANDO USO CONTENIDO DE OTROS?

Sí, habéis conseguido llegar hasta aquí ¡felicidades!, después de tanta teoría seguro que ha sido fácil :).

Cuando utilizamos CUALQUIER CONTENIDO de otra persona deberíamos seguir unos pasos:

  1. Averiguar si tiene algún tipo de licencia. En ese caso deberemos cumplir con ella.

    • Si no tiene licencia, no estaría de más contactar con el autor y pedirle permiso para utilizar su obra… (¿alguien lo hace????).

  2. Citar al autor o la fuente. Independientemente del tipo de licencia, no está de más citar al autor de la misma (si se conoce) o al menos la fuente desde donde la hemos obtenido (libro, web. etc).

Y esto es todo, que no es poco.

Seguro que quedan muchas dudas, ¿comentamos por aquí?