Reuniones con las familias en tiempos de pandemia

Reuniones con las familias en tiempos de pandemia

Durante estos días, muchos de vosotros y vosotras tenéis previsto celebrar la reunión de inicio de curso con las familias de vuestro/s grupo/s de alumnado de manera virtual. Se trata de un nuevo escenario relacional, en el que podemos encontrarnos con significativas dosis de inquietud e incertidumbre por parte de algunas familias.

Con el propósito de que la  cita resulte positiva y provechosa tanto para profesorado como para familias, os compartimos una serie de pautas y consejos que esperamos os resulten de utilidad:

1. Indicaciones para conectarse a la videoconferencia: No debéis presuponer que las familias saben cómo conectarse y participar en una videoconferencia. Es importante que les expliquéis los pasos a seguir y si para ello, les hacéis llegar alguna infografía o un breve videotutorial, mejor que mejor.

2.Pautas a seguir en el transcurso de la reunión: Antes de iniciar la reunión, conviene que facilitéis a las familias algunas pautas de participación para evitar confusiones, acople de sonidos y preguntas, etc.

    • Pedidles que las preguntas las planteen a través del chat
    • Señalad que los micros los mantengan silenciados
    • Pedid puntualidad en la conexión, para evitar un goteo constante de conexiones
    • Sí así está fijado como normativa de centro, recordarles que no está permitido sacar fotos de la reunión
    • Hacerles saber que toda la información se hará llegar posteriormente a todas las familias.
    • Indicadles que, si hay alguna cuestión en particular, es mejor que pidan hora para tratarlo individualmente en otro momento.

Os dejamos un EJEMPLO:

3. Agradecimiento y balance de los primeros días: Como arranque del encuentro, es importante que agradezcáis a las familias su colaboración durante el inicio del curso y realicéis un breve balance de lo que han supuesto estos primeros días

4. Presentación interactiva: A fin de que la reunión resulte más dinámica y las familias puedan seguir fácilmente los aspectos clave, el realizar una presentación puede resultar de gran ayuda. Eso sí:

    • Priorizar los mensajes esenciales, frente a texto largos que a través de la pantalla resultan en muchas ocasiones engorrosos
    • Intercalar alguna actividad participativa (Mentimeter o Padlet son buenas herramientas para ello) en la que poder recoger el estado emocional actual o sus principales inquietudes, bien referida a ellos mismos o a sus hijos e hijas.

5.Solución prevista para los multiescenarios: Es importante que les expliquéis los distintos escenarios educativos que pueden ir surgiendo a lo largo de este curso 2020-2021 y la solución que hayáis previsto para ello. A este respecto, si se trata de alumnado de Educación Infantil o primeros cursos de Educación Primaria, el facilitar cierta formación sobre las herramientas TIC que vayáis a utilizar puede ser muy útil. Quizás, para ello, podéis emplazarles a otro encuentro específico.

6. Recordar las medidas de seguridad e higiene COVID-19: Puede ser buen momento para recordar especialmente aquellas medidas que puedan requerir de su colaboración.

7. Transmitir confianza: Si ya conocéis a las familias, tratad de infundirles confianza y seguridad ante la incertidumbre actual. En el caso de que sea el primer año con sus hijos/as, quizás resulte más difícil, pero también conviene trasladarles un mensaje de certidumbre.

8. No prolongar en exceso la reunión. Las familias llevan días recibiendo información sobre protocolos, múltiples indicaciones, modificaciones, etc. por lo que es recomendable que tratemos de agilizar la información lo máximo posible. Para ello, establecer una hora de fin de la reunión puede resultar de gran ayuda.

Si ya habéis celebrado la reunión con las familias de vuestro grupo y os gustaría compartir alguna otra idea, recurso o recomendación, no dudéis en compartirla en este post.

Gracias de antemano por vuestra colaboración.

¡ANIMO Y ADELANTE!

Estrategia y planificación de centro durante el COVID-19

Estrategia y planificación de centro durante el COVID-19

Afrontar la nueva etapa educativa que nos espera tras el “período vacacional” de Semana Santa requiere de una hoja de ruta de centro bien planificada y acorde con la realidad tan excepcional que estamos viviendo durante el COVID-19.

No se trata de una tarea fácil y cierto es que muchas de las incógnitas e incertidumbre que nos rodean durante estos días, no allanan precisamente el camino. Sin embargo, no es menos cierto que toda actuación que parta de un análisis, planificación y colaboración de las personas implicadas ayudará a seguir un trayecto conjunto, coherente y más ajustado al contexto que nos rodee en cada caso.

Veamos, pues, algunas posibles claves que nos pueden ayudar a elaborar nuestra hoja de ruta educativa para las próximas semanas o meses:

Aspectos de carácter organizativo:

  • El Equipo Directivo está llamado a desempeñar un papel fundamental en este proceso. Deberá situarse a la cabeza del diseño y configuración de la hoja de ruta para las próximas semanas, logrando una cohesión y coherencia entre las distintas iniciativas emprendidas hasta el momento y las planificadas a partir de ahora.
  • El escenario en el que nos encontramos exige una reconfiguración de los equipos de trabajo del centro. Debemos posibilitar espacios virtuales de trabajo colaborativo; adaptar los horarios de encuentro y trabajo conjunto; y según los casos, habrá que redefinir temporalmente las funciones a desempeñar, de manera que sea posible responder adecuadamente a las nuevas incógnitas surgidas por la pandemia del Coronavirus.
  • Es importante tener presente que en la situación actual hay un factor tecnológico fuerte, pero no es el único. Los equipos TIC están desarrollando una labor esencial, pero es necesario entablar canales de colaboración con el resto de compañeros y compañeras, para que, al menos, los principales factores que intervienen en este proceso vayan por el mejor de los cauces.
  • Es necesario que la estrategia que adoptemos sea compartida y asumida por La Comunidad Educativa. Las actuaciones que vayamos a llevar adelante requieren, más que nunca, de un compromiso e implicación común que permitan remar en la misma dirección.
  • En consecuencia, implicar también a las familias en este proceso puede contribuir a realizar una hoja de ruta más ajustada a la realidad en la que el alumnado pudiera encontrarse actualmente en sus hogares, incorporando unas y otras particularidades.
  • Es importante facilitar la formación y ayuda necesaria a las personas que así lo soliciten, para que logren desenvolverse lo mejor posible en esta situación tan excepcional. Tanto profesorado, alumnado como familias reclaman indicaciones y pautas lo más concisas posibles.

Aspectos de carácter estratégico

  • Como punto de partida, conviene realizar una reflexión sobre los aciertos y errores cometidos durante estas semanas y las posibles dificultades encontradas en el camino. Las conclusiones extraídas de dicho análisis deberían ser la base sobre la que pivotar la planificación posterior.
  • La hoja de ruta a elaborar debe contemplar supuestos e hipótesis diversas, en las que se recojan distintos tipos de decisiones, medidas y plazos que gubernamentalmente pudieran adoptarse.
  • El planteamiento debe ser lo suficientemente flexible para poder responder:
    • A las casuísticas y circunstancias particulares del profesorado y alumnado, y por extensión, las familias.
    • La evolución que pudiera experimentar el COVID-19
  • No se trata de realizar planificaciones grandilocuentes, pero sí lo suficientemente claras y precisas para que consigamos trasladar la seguridad y confianza que como centro, institución, se hace ahora tan necesaria.
  • La comunicación que realicemos del plan diseñado a todos los colectivos que conforman la Comunidad Educativa determinará en gran medida el éxito o fracaso de este nuevo reto. Debemos cuidar tanto la comunicación interna como la externa y ajustarla a los canales digitales que tengamos a nuestro alcance.
  • El foco debemos ponerlo en el hoy, pero sin perder la perspectiva del mañana. No hay que olvidar que la finalización del curso suele ser también momento de planificación del período posterior. En la medida de lo posible, debemos conseguir marcarnos objetivos y metas que mantengan una coherencia, hilo conductor con el próximo curso.

¿Qué factores debe contemplar?

Con el ánimo de enriquecer las reflexiones anteriores con pautas de carácter práctico, en la siguiente presentación, hemos tratado de recoger los aspectos que deberían aglutinar la hoja de ruta a elaborar.

 

La evaluación en Educación, próximo reto a superar durante la crisis del Covid- 19

La evaluación en Educación, próximo reto a superar durante la crisis del Covid- 19

Llevamos 3 semanas trabajando con ahínco para dar respuesta a la excepcional situación generada por la crisis del Coronavirus. Las decisiones adoptadas en los centros durante este período han sido muchas; las reuniones de coordinación realizadas han sido constantes y la creación de aulas virtuales en tiempo récord ha exigido un gran esfuerzo y dedicación.

Partiendo de dicho escenario, es momento de realizar una primera valoración sobre lo realizado, con el fin de continuar marcándonos nuevos retos.

Hagamos balance

Desde la experiencia vivida durante estas semanas en la formación y acompañamiento de centros de la red de Kristau Eskola, hemos extraído las siguientes conclusiones:

  • Se ha dado respuesta, cuasi de manera inmediata, por parte de un gran número de centros a esta excepcional y singular situación.
  • Sin embargo, esa rápida respuesta ha dejado latente la brecha digital existente aún hoy entre distintos centros y Comunidades Educativas.
  • Equipos Directivos, alumnado y profesorado han tenido una gran capacidad de adaptación al nuevo escenario, gracias al esfuerzo y voluntad de todas las partes.
  • Las familias han asumido su nuevo rol de profesorado como mejor han podido, o sabido, dadas las circunstancias.
  • El trabajo y aprendizaje en red ha cobrado especial relevancia durante este período.
  • El factor humano y emocional ha estado presente en alumnado, familias y profesorado, y en ningún caso debemos dejarlo de lado.

Sí, efectivamente podemos felicitarnos por la gran labor y esfuerzo que las respectivas Comunidades Educativas estamos realizando.

La evaluación, en primera posición

Ahora bien, tras 3 semanas de actividad, y aprovechando que tenemos un alto en el camino por el período de Semana Santa, ha llegado el momento de levantar la cabeza de las pantallas y tratar de mirar con cierta distancia y perspectiva hacia los próximos pasos a dar.

En ese terreno, sin duda alguna, la evaluación se sitúa en primera posición del próximo trayecto. Una evaluación entendida como:

  • Un reconocimiento al esfuerzo realizado durante este período, atendiendo, claro está, a las particularidades y circunstancias que se puedan producir en cada caso.
  • Un recurso para poder evidenciar la evolución experimentada en el alumnado. Tenemos la oportunidad de realizar un seguimiento y acompañamiento individual de nuestros alumnos y alumnas, especialmente de aquellos que puedan volverse más invisible en el contexto colectivo.
  • Un reto para poder avanzar en modelos de evaluación innovadores. Las propuestas de examen memorístico no tienen mucho encaje en este contexto. La situación actual nos exige un verdadero ejercicio de transformación y creatividad (por qué no decirlo), para poner en marcha nuevas fórmulas de evaluación. Y, desde luego, las TIC nos brindan múltiples oportunidades para lanzarnos a nuevas iniciativas docentes.

Todo lo anterior exige una labor de coordinación y consenso entre el profesorado, a fin de facilitar un abanico de respuestas y herramientas amplio, pero que evite el desconcierto y confusión entre todas las partes.

Y junto con ello, se hace necesaria una adaptación de los criterios y/o factores evaluación hasta ahora contemplados. Habrá que eliminar algunos indicadores, por carecer de sentido en estas circunstancias, e incorporar otros que quizás resultan indispensables en esta situación.

La incertidumbre y desconcierto sobre lo que pueda ocurrir a partir del 12 de abril podría situarnos en otro período de espera. Sin embargo, lo cierto es que los plazos se imponen y toda actuación que nos permita seguir estando al frente de nuestro alumnado contribuirá, seguro, a su proceso formativo y a continuar creciendo como personas, desde los cimientos de las respectivas Comunidades Educativas.

10 claves que te ayudarán a presentar el proyecto TIC a las familias de tu centro

10 claves que te ayudarán a presentar el proyecto TIC a las familias de tu centro

Seguro que durante estas últimas semanas, muchos de vosotros estáis celebrando diferentes reuniones con las familias de vuestro colegio, con el propósito de presentarles vuestro Proyecto Tecnológico, basado en la modalidad 1×1 (un dispositivo por alumno/a) .

Desde Educontic, hemos asistido como apoyo a algunas de dichas sesiones y queremos compartiros las 10 cuestiones que consideramos claves para el buen desarrollo de las mismas.

  1. ARGUMENTA Y CONTEXTUALIZA TU PROYECTO TIC: Es importante que las familias comprendan que la puesta en marcha de un proyecto de estas características es fruto de la evolución tecnológica del centro; que lo tenemos bien pensado y planificado y que es de carácter continuista.
    El apoyarte en una presentación digital donde aglutinar los principales aspectos del proyecto resulta de gran ayuda
  2. INSISTE EN SU UTILIDAD EDUCATIVA: Las familias con frecuencia interpretan que el dispositivo de este proyecto puede sustituir al dispositivo de casa y debemos insistir en que se trata de la herramienta de trabajo y aprendizaje de sus hijos/as y que para tal fin deben utilizarlo. Igual que no utilizamos el cuaderno de Matemáticas para hacer dibujos los fines de semana, tampoco debemos recurrir al ordenador para realizar otras actividades ajenas al aula.
  3. APÓYATE EN ASESORES EXTERNOS: Si a la hora de definir y planificar el proyecto y en el momento de adquirir los dispositivos, te has apoyado en empresas o asesores externos, trata de que te acompañen en la reunión y participen en la presentación del proyecto, mostrando el respaldo y la visión experta a tu iniciativa.
  4. PRESENTACIÓN DE BUENAS PRÁCTICAS: Si tenéis ocasión de hacerlo, este tipo de encuentros constituyen una buena oportunidad para compartir distintas prácticas TIC educativas que desarrolláis ya en el aula y si es posible, que sea el propio alumnado quien las presente.
  5. PREPARA DE ANTEMANO LAS POSIBLES RESPUESTAS: En este tipo de reuniones, es muy habitual que surjan preguntas en torno al propio funcionamiento operativo del proyecto, características del dispositivo, proceso de adaptación del alumnado, etc.
    Para que podamos transmitir un mensaje lo más adecuado posible, conviene que tengamos preparadas las respuestas a las preguntas más comunes.
  6. NO REDUNDES EN LAS RESPUESTAS: Es importante responder a todas las cuestiones que nos planteen, pero no es necesario que redundemos en nuestros argumentos o comencemos a incorporar nuevas casuísticas al discurso.
  7. EVALUACIÓN PREVIA DE LO REALIZADO HASTA EL MOMENTO: Si ya lleváis al menos un curso de implantación del Proyecto 1×1, conviene que antes de realizar la presentación, llevéis a cabo una evaluación sobre el desarrollo del mismo y podáis así, identificar, posibles aspectos a considerar en la reunión.
  8. ENVIO POSTERIOR DE INFORMACIÓN RELATIVA AL PROYECTO: No todas las familias acuden a estos encuentros, por lo que conviene que al día siguiente de la misma, enviemos de manera digital un documento en el que se incluya la información y datos principales del proyecto, para que las familias que no hayan acudido puedan también contar con información de “primera mano” del centro.
  9. OFRECE UN MAIL DE CONTACTO POSTERIOR: Resulta conveniente proporcionar un mail de contacto específico para quienes quieren plantear posibles dudas o preguntas sobre el proyecto.
  10. HAY MUCHOS CENTROS QUE ESTÁN EN ELLO: Cada vez son más los centros que apuestan por la implantación de Proyectos 1×1, por lo que ya no resulta una cuestión tan novedosa y desconocida entre las familias.